lunes, 24 de noviembre de 2008

Conectados

Cuando entré en el salón, padre e hijo compartían cuerpo. El primero, con la sonrisa en el alma, agarraba con ternura las manitas de un mes de su hijo, y la felicidad con todas sus letras adornaba el ambiente. Al acercarme a ambos, acompañado por su radiante madre, pude observar dos grandes lunas azabache que bajo sus límites de visión, acertaban a mirar a todos lados, mientras su padre nos contaba los detalles del gran día en el que la familia creció con su presencia. Además, su cabello liso se parecía al caudal de un río en plena madrugada, negro completo, negro puro, negro eterno.
Entonces llegó el momento. Julio junior estuvo en mi regazo bajo unos instantes. Cuando eso pasa, se detiene la vida en lugar de la suya, que se abre paso desde sus ojos y su diminuta boca pidiendo chupete, comida, o simple contacto. Ansia, deseo, calma desde su vida de un mes. Escuché hace poco no se donde que cuando la manita de un bebé cierra su puño alrededor de tu dedo, te conectas a la vida.

Ayer, por un momento, me conecté de lleno a la vida. Y me gustó ver como mis amigos también estaban conectados. Porque ahora, su hijo, es todo lo que importa.

2 comentarios:

el secreto de la vainilla dijo...

sabes? El día más feliz de mi vida hasta el momento es el que conocí a mi sobrino. Entré en su habitación, dormía, tenía 4 días y me dio igual. Tenté a la suerte por recibir una buena reprimenda de mi madre y hermana, que estaban cerca. Cerré la puerta, me acerqué despacito y le ví, en su cunita, respiraba despacio y su diminuta boca se movía. Le cogí y le estrujé. Apenas se dio cuenta. Lloré de felicidad, de emoción, de admiración, de incredulidad, de asombro por descubrir un lunar en su cara igual al mío.
Volví a dejarle entre las sábanas, borrando toda pista del "delito". Me quedé un rato más observándole.

Un momento del que jamás me olvidaré.

Anónimo dijo...

NUNCA HABÍA LEIDO ESTE POST, O COMO SE LLAME, COÑO!!!
HOY AL SALIR DEL TEATRO, LA MADRE DE ESE BEBÉ Y YO, HABLABAMOS ORGULLOSAS DE TI Y DEL ARTISTA QUE ERES. ELLA ME COMENTÓ LO QUE SE EMOCIONÓ AL LLEER ESTO, SABÍA HASTA LA FECHA. AL LLEGAR A CASA HE VENIDO A LLERLO... Y COMO NO UNA VEZ MÁS ME HAS EMOCIONADO. GRACIAS POR EXISTIR EN MI VIDA.